La CTA manifiesta que la destitución -por medio de un golpe institucional- de Fernando Lugo, Presidente de la República del Paraguay y Presidente pro témpore de la UNASUR , es un hecho de una gravedad inusitada. Ayer fue Honduras, hoy Paraguay. La saga golpista que, con persistencia, se cierne sobre los gobiernos democráticos, populares y antiimperialistas de Suramérica y el Caribe debe ser detenida.


Señalamos como responsables de este atentado contra la democracia a la derecha paraguaya, cuyo núcleo duro es la oligarquía sojera y los grupos económicos vinculados a los intereses del gran capital multinacional y norteamericano.
Nos solidarizamos con nuestras hermanas y hermanos trabajadores, campesinos, estudiantes paraguayos y nos manifestamos prestos a movilizarnos, junto al resto de las organizaciones populares argentinas y de la región, para que este segundo golpe de Estado del siglo XXI no quede impune.
Sin perjuicio de ello, esperamos que las autoridades de la UNASUR , la CELAC y el MERCOSUR actúen con la celeridad, contundencia y firmeza que estas circunstancias exigen para reinstalar en el Paraguay la plena vigencia de la democracia y las libertades públicas.-

Por la mesa nacional de LA CTA :
Hugo Yasky
Secretario General
________________________________________________________________________________