Día Internacional de la Alfabetización

La Comisión Directiva Provincial de AMSAFE, a través de su Secretaría de Educación de Adultos saluda fraternalmente en este día a todos los Trabajadores de la Educación, que en cada rincón de nuestra provincia, día a día, desarrollan la difícil pero apasionante tarea de “alfabetizar”.
En 1967 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declararon al 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización para despertar la conciencia de la sociedad internacional y llegar a un compromiso universal en materia de educación y desarrollo: reducir a cero la tasa de analfabetismo en el mundo.
Desde entonces han sido muchos los progresos realizados en gran cantidad de países para disminuir la tasa global de analfabetismo. Sin embargo, es todavía una realidad que, a nivel mundial, son altísimos los niveles de analfabetismo en relación a adultos que carecen de las habilidades básicas de lectoescritura.
A pesar de las iniciativas que se están desarrollando en la actualidad y de distintas metas que se fijaron, como la proclamación del periodo 2003 – 2012 como el «Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización: la educación para todos», los datos todavía muestran un panorama muy complejo. Recordemos que una de las pautas establecidas fue aumentar en un 50% el número de adultos alfabetizados para el 2015.
El analfabetismo es la máxima expresión de vulnerabilidad educativa. La desigualdad que existe en el acceso al saber está unida a la desigualdad en el acceso al bienestar. Entonces, la alfabetización es la clave para la participación de ciudadanos y ciudadanas en la vida social, cultural, política y económica. Debe entenderse como la apropiación continua y permanente de los códigos necesarios para comunicarse, desarrollarse humanamente, ejercer la ciudadanía política y construir proyectos de vida en todos los planos. No es sólo cuestión de saber leer y escribir, sino atañe también al respeto propio y la dignidad humana, a las oportunidades que suscitan esperanza en las personas, las familias, las comunidades y las sociedades en su conjunto. La alfabetización, por sobre todas las cosas, les permite hacer realidad sus derechos como ciudadanos y seres humanos.
En este 2014 el Día Internacional de la Alfabetización hace hincapié, según lo proclamó la UNESCO, en la “Alfabetización para el desarrollo sostenible”. La alfabetización es uno de los elementos fundamentales para promover el desarrollo sostenible, en la medida en que dota a las personas de autonomía para tomar las decisiones correctas en los ámbitos del crecimiento económico, el desarrollo social y la integración medioambiental. Además, es la base del aprendizaje a lo largo de toda la vida y desempeña una función esencial en la creación de sociedades sostenibles, prósperas y pacíficas.